5 OBSTÁCULOS PSICOLÓGICOS QUE ALIMENTAN LA POLARIZACIÓN:

muro

La polarización como fenómeno político es un tema escasamente estudiado. Por ese mismo desconocimiento, suelen plantearse soluciones simplistas, que no logran atacar las diversas causas que la generan.

En este post, quisiera destacar las características psicológicas que están presentes en la polarización, que nos ayuda a comprender las dificultades para que este problema sea superado.

En la polarización intervienen cuando menos cinco características psicológicas:

  1. La intolerancia: es la más conocida, y se le entiende como la incapacidad para  compartir conductualmente con aquellos con los que no estamos de acuerdo
  2. La rigidez o inflexibilidad: entendida como la incapacidad para comprender y compartir racionalmente las convicciones de los demás
  3. El bajo sentido psicológico: entendido como la incapacidad para captar y comprender el nivel de desarrollo psicológico de los otros
  4. El bajo tacto social: entendido como la incapacidad para no herir a los demás
  5. La baja inteligencia: entendida como la incapacidad para resolver problemas con esquemas nuevos.

Estas características,  al actuar de manera conjunta, adquieren una gran fuerza y se convierte en un muro cuasi impenetrable a estrategias tradicionales de resolución de conflictos.

Por eso, resulta imprescindible generar espacios para la capacitación, con nuevos esquemas de intervención, que permita a los mismos actores transformar ese muro en una catapulta para crear nuevas realidades, despolarizadas y despolarizantes.

HACIA LA DISOLUCIÓN DE LA POLARIZACIÓN

caras-tapadas-conjunto

Entramos al año 2015, que viene cargado con una potente energía que busca disolver a escala mundial el viejo paradigma de la confrontación para resolver nuestros problemas. Como personas no podremos escapar de ello ni cerrar los ojos ante este imperativo. Y este aprendizaje será por las buenas…o por las malas.

Sin embargo, para beneficiarnos de la poderosa energía resolutiva que este año nos entrega, debimos haber  sustituido la adicción al conflicto instaurada en el mundo desde hace siglos por el aprendizaje de que TÚ ERES OTRO YO.

En este nuevo equilibrio, no se trata de evitar los temas fuente de conflictos. Se trata de ser capaz de conversarlos, de construir soluciones genuinas sin ofender ni usar la violencia. Aquí será clave el ser asertivo en todo momento. Y esa cualidad puede aprenderse. Está al alcance de todas y todos.

¿Estamos a tiempo? ¿Qué podemos hacer?

Si no lo hemos hecho, si no hemos superado esa pulsión para negar al otro, será necesario pasar por un proceso que contiene 9 pasos:

Este proceso de 9 pasos es el siguiente:

  1. Detener (la confrontación)
  2. Mirar dentro (reconocerse)
  3. Mirar fuera (reconocer al otro)
  4. Comprender y comprenderse
  5. Disculpar y disculparse
  6. Reencuadrar (del O al Y)
  7. Definir con enfoques inclusivos (juntos)
  8. Accionar coherente (juntos)
  9. Mantener el equilibrio interno y externo (juntos)

Abandonar creencias ancestrales da miedo. Lo estamos viendo día a día. Por eso, el 2015 no será un año fácil, ya que requerirá un cambio de perspectiva para actuar y estar conscientes desde el corazón en todo momento.

Esa es la energía de este hermoso y retador año, que nos pide descubrir nuestras capacidades y habilidades para transformarnos y transformar  nuestro Planeta.

¿Qué pasa si no lo hacemos? Continuará…

POLARIZACIÓN Y EXPLOSIÓN POLÍTICA: CINCO ESCENARIOS PARA VENEZUELA

explosion

El riesgo de explosión socio-política ocurre cuando se juntan al menos tres factores:

  1. El inocultable deterioro de la situación social, económica y política (actual y proyectada)
  2. Una de las partes todavía pretende seguir usufructuando una posición de dominio dentro de la polarización y no da muestras de querer cambiar la trayectoria de este deterioro y
  3. La contraparte-por distintas razones- no tiene la fuerza (interna y externa) para modificar esta situación insostenible.

En ese caso, se entrará en una dinámica en la que dentro de cada grupo se reproducirá la confrontación, atomizando las fuerzas en pugna y multiplicando los intereses a ser atendidos.

En este escenario, se presentan al menos cinco opciones:

  • La metástasis del conflicto, que se traduce en una situación cuasi- anárquica en la que pierden no sólo los actores políticos involucrados sino la población en general. En esta opción, el tipo de salida y su duración es imprevisible y depende de los recursos que dispongan los actores enfrentados
  • La división del grupo dominante, y una de sus facciones se alía con las fuerzas opositoras, haciendo una nueva mayoría con capacidad para proponer un nuevo escenario apoyado por la población
  • La irrupción de grupos extremistas o militares que busquen imponer un orden autoritario, haciendo retroceder aún más la frágil democracia imperante
  • La integración de un nuevo gobierno con presencia de todas las fuerzas políticas existentes, proceso en el que tiende a predominar altas dosis de desconfianza por las mutuas heridas infligidas en el pasado pero que se ha fijado objetivos para trabajar en común
  • La aparición de un liderazgo aglutinador-tipo Mandela-con capacidades estratégicas, humanas y recursos para galvanizar el escenario caótico, en torno a valores que unen en vez de dividir.

Con las primeras tres opciones, la recuperación del país estará en entredicho por el alto nivel de incertidumbre y vulnerabilidad que caracteriza a estos procesos. Sólo con la cuarta y quinta opción, será posible asumir una nueva actitud, que haga posible crear una nueva visión compartida, que energice la definición de estrategias para reconstruir las relaciones y definir estrategias de corto y mediano plazo para la recuperación del país.

CHARLIE HEBDO Y LA ASERTIVIDAD:

asertividad 3

El mundo entero se ha visto impactado con los sucesos ocurridos al semanario francés Charlie Hebdo.

Ha habido apoyos masivos y también se han asomado algunas críticas acerca del contenido satírico de las caricaturas publicadas, planteándose la disyuntiva entre la libertad de expresión y el respecto a las creencias de los otros.

Interesante debate, muy propio para un espacio como Despolarizar Mentes. En ese contexto, nos gustaría compartir con nuestros lectores el significado de la palabra asertividad, una de las herramientas más valiosas para gestionar las polaridades.

Ser ASERTIVO significa

  • ser auto afirmativos; es decir, ser capaces de expresar lo que queremos, lo que sentimos y lo que desea, sin herir a nadie
  • saber respetar los sentimientos y las opiniones de la otra persona
  • saber crear un ambiente de cordialidad y confianza en el transcurso de una comunicación interpersonal
  • saber escuchar para conocer los sentimientos provocados en la otra persona por mi actuación
  • acercarse a la otra persona desde un mayor descubrimiento de su realidad humana.

Muchísimos conflictos se resuelven así de sencillamente, a través de esta habilidad social, que requiere una buena dosis de autenticidad, por lo menos en una de las partes.

Con este contenido, esperamos que puedan tener un criterio más objetivo para asumir una posición más equilibrada en dicho debate.