Archivo de la etiqueta: IDENTIDAD

CÓMO SE EXPORTA LA POLARIZACIÓN

EXPORTACIONES

Como un virus, la polarización no tiene fronteras.

Una vez cultivada la cepa en un país, se extiende sin pasaporte alguno hacia todos aquellos con sistemas inmunológicos débiles.

Lugares donde los intereses corporativos de los partidos políticos han monopolizado la toma de decisiones de interés público (por encima de una visión compartida de país).

Lugares donde reina el populismo de derecha y de izquierda y donde buena parte de la población depende de dádivas del Gobierno de turno.

Lugares donde la identidad como país es sustituida por la identidad entre grupos que antagonizan con otros. Y donde tu cedula de identidad viene dada por el color del partido al cual perteneces.

En esos lugares, la primera pregunta es ¿de qué país eres tú?

Y tu respuesta sirve para ubicarte  en uno de los grupos en disputa. Y todo el arsenal de estereotipos asociados con ese grupo te cae encima sin que puedas hacer nada.

A partir de allí, se definen quienes serán tus amistades, tus contactos, tus oportunidades. Así de sencillo.

Y ese procedimiento no está escrito en ninguna parte pero ya está instalado como mecanismo de respuesta en las mentes de las personas.

¿Y de dónde eres tú?

¿POR QUÉ CUESTA LLEGAR AL LÍMITE PARA DECIR BASTA DE POLARIZACIÓN?

sectas

Resulta difícil llegar al límite y decir basta debido a la presencia de varios factores adicionales a los ya analizados (como las ganancias secundarias de mantener un conflicto), que son de mayor profundidad y dificultad para ser abordados.

El primero, se refiere al nivel de evolución psicológica de los involucrados.

Si están en un nivel psicológico propio de los victimarios, sólo entenderán el lenguaje del poder, por lo que les resultará cuasi imposible llevar adelante debates constructivos, donde cada uno acepte su cuota de responsabilidad en la generación del conflicto y asuman una actitud auténtica para dejar de escalarlo.

Peor aún, si están en un nivel psicológico de sobrevivencia, sólo entenderán el lenguaje de la violencia. Este nivel les impide proyectar escenarios de futuro y aceptar como válidos los valores de solidaridad, equidad y tolerancia, claves para superar una situación polarizada.

El segundo, se refiere al grado de identidad y sentido de pertenencia. Si los involucrados se perciben como grupos enemigos (aun  perteneciendo a un mismo país) tenderán a desarrollar relaciones de identidad y pertenencia con su grupo de referencia, en el que tendrán sus propias reglas y tenderán a funcionar como si fueran sectas, donde se exige un tipo específico de comportamiento y se penaliza como traidores a quienes no lo asuman.

Superar estos dos factores estructurales será el reto de un liderazgo emergente que comprenda la profundidad del virus llamado POLARIZACIÓN.

FRASE DESPOLARIZANTE 15: POLARIZACIÓN Y ASERTIVIDAD

asertividad

La polarización es justo lo contrario de la asertividad, magnifico recurso para comunicar lo que necesitamos sin dañar al otro.

En mi experiencia de docente, me he dado cuenta que es difícil ser asertivo cuando no se tiene consciencia de los propios límites y cuando la conducta no está basada en valores.

En ese espacio puede ocurrir cualquier cosa, ya que no hay nada ni nadie que sea capaz de hacer valer el respeto, la propia identidad ni la confianza.

¿Sabes ser asertivo? ¿Conoces tus propios límites? ¿Conoces los valores que rigen tu conducta? Si la respuesta es positiva, ya superaste la polarización.

¿CÓMO VEN LA POLARIZACIÓN LOS PARTIDOS POLÍTICOS?

rebaño

Para los Partidos Políticos, la polarización forma parte natural de sus estrategias para la selección, capacitación y permanencia de su militancia. Para ello, identifican un proyecto ideológico que contiene una promesa de bienestar a nivel individual y colectivo. Este proyecto consolida una identidad diferenciadora con el que aspiran al control del poder político.

Con ese mecanismo, captan personas, familias y grupos diversos que se amalgaman en torno a su propuesta programática y electoral, que mantienen a través de una idea de nación y de diversas actividades que los van cohesionando y se impone como una forma de disciplina que es asumida como propia por cada militante. Esta dinámica interna tiende a enseñar el rechazo a las ideologías y a las personas que profesan creencias diferentes. Este rechazo se observa a través del lenguaje, los gestos, el tono y la vehemencia con que cada grupo se expresa en su camino de lucha por el poder y se impone como conducta que reduce la capacidad de reflexión. Los diversos grados de rechazo van a depender del grado de adoctrinamiento desplegado a través de los diversos mecanismos que tiene cada partido para aglutinar a sus simpatizantes y militantes.

Esta dinámica psicológica explica la conversión de las “posiciones” en “verdades”, que se imponen a los demás como “la” verdad.

Así se siembra y se cultiva la polarización dentro de los partidos políticos. Aún más grave, ésta se instrumentaliza  y comienza a ser explotable para el logro de objetivos individuales o corporativos, por encima del interés nacional. En ese caso, aunque sea duro decirlo, la polarización política se convierte en LA estrategia, en la que el poder se reparte como una moneda de cambio y el resentimiento se usa como arma.

En ese contexto, quien no se encuentre entre los dos bandos o promueva el acercamiento es rechazado por ambos y visto con desconfianza. Este rechazo y/o desconocimiento del otro es el germen de la intolerancia y del resentimiento, que son los principales obstáculos para lograr las sinergias que construyen el camino al desarrollo.

Como instituciones, los partidos son cuestionados por la opinión pública, que los visualiza como causantes del deterioro de las condiciones de vida de la población, al no haberse modernizado ni ejercer un liderazgo transparente y capaz de lidiar y liderar este nuevo siglo.

LA MENTE REBELDE QUE ALIMENTA LA POLARIZACIÓN 2

romper cadenas 3

En una sociedad donde predomina una mente rebelde, que ha superado la sumisión, la población necesita contención para atravesar este necesaria etapa y construir su propia identidad.

De no tenerla, tenderá a mostrar un comportamiento inestable, desorganizado, que vive el día a día con miedo y desconfianza, que requiere de vigilancia para el cumplimiento de las leyes (de lo contrario, no las acata). De no haber contención ni consecuencias, se convertirá en una población violenta, que fomenta y perpetúa la delincuencia, la formación de pandillas, las extorsiones y el crimen organizado, entre otras, creando  una dinámica autodestructiva difícil de desmontar.

Esta población sobreviviente sin contención es propia de una sociedad con baja gobernabilidad y baja ciudadanía, una sociedad frágil, pre-democrática, con un bajo cumplimiento de la ley y débil funcionamiento de sus instituciones. Si no se organiza y reacciona a tiempo, se convierte en un Estado fallido.

CÓMO SE CONSTRUYE LA POLARIZACIÓN

FOTO INCOMPLETA DE LA REALIDADEn el proceso de polarización política, cada lado va construyendo sus propios iconos y símbolos, dándole un significado parcializado con el fin de crear y consolidar una identidad diferenciadora. Como consecuencia natural, la sociedad se escinde políticamente.

¿SÓLO HAY DOS BANDOS? Esa visión de que existen dos bloques políticos y sociales enfrentados esconde una realidad que es necesario destacar. En general, hablar de la polarización política invisibiliza al gran porcentaje de personas que no se pronuncian políticamente.

UNA FOTO INCOMPLETA DE LA REALIDAD: Estos, al hacerlo, sin querer contribuyen a dar una foto incompleta del estado de ánimo de la sociedad, que impide que el liderazgo político les tome en cuenta en sus propuestas, sencillamente porque se convierten en seres anónimos.

MOTIVACIONES DIVERSAS: En este grupo, hay un sinfín de motivaciones para no expresarse, que fácilmente pueden etiquetarse como de rechazo al sistema. Y eso no es necesariamente así. Allí hay oportunidades desconocidas que se pierden por no utilizar modernas herramientas para conocer las motivaciones y aspiraciones políticas de la población.

HERRAMIENTAS : Un partido político moderno debería estar en capacidad de acercarse a ellos y ofrecerles un ideario con el potencial para entusiasmarla y movilizarla. Hoy día, existe una diversidad de herramientas. De ello, hablaremos posteriormente. Nos vemos….